El contenido de este blog se ha trasladado a una nueva dirección.

La autonomía personal debe ser el núcleo de las prestaciones